Por: Bárbara Fortes Moya


“Panchito Rodríguez”, así le llamaban a Eduardo Francisco Rodríguez y Hernández, eminente médico sagüero y gran orador, fallecido el 28 de junio de 1918.

Un hecho que marca el carácter patriótico de Panchito es que cuando cursaba su tercer año de la carrera de Medicina, marchó a escondidas de sus padres hacia los Estados Unidos para incorporarse a la expedición del “Lillian” con armas y municiones para Cuba, pero el gobierno Americano embargó el cargamento y continuó sus estudios en la Universidad de Nueva York, donde se graduó en 1871.

Por sus actividades políticas en la organización del Partido Autonomista y sus relaciones sospechosas con el General Don Emilio Núñez, tuvo que huir a Guatemala por vía New Orleans, y al hacer escala en Zacapa, allí le nació su primer hijo. En Guatemala el Gobierno lo nombró como Médico Departamental de Izabal, cargo que ejerció hasta 1884, fecha en que regresa a Sagua y comienza su verdadera historia de filántropo.

Siempre resultó muy activo en la Logia Masónica, donde lo eligieron Maestro y de los “Odd Fellows” de los que fue fundador y también de la Iglesia Bautista de Sagua.

Salió de Cuba a Veracruz, México, al estallar la guerra de 1895. Se estableció en Orizaba por muy poco tiempo, pues regresa a Sagua con su esposa muy enferma y aquí fallece.

Su segunda esposa Doña María de la Luz Díaz vino a ser muy importante en su solitaria vida y en el cuidado de sus hijos; su continuo trabajo no le permitiría una eficiente atención del hogar.

Al terminar la Guerra de Independencia se le nombró Presidente del Comité Patriótico y desempeñó, por segunda vez, la plaza de Médico Municipal.

En 1902 pasó a ser Médico de Visitas del Hospital “Pocurull”, Presidente de la Junta Municipal de Sanidad y luego Jefe de Sanidad Local hasta 1917, fecha en que renunció.

Esta nueva etapa de su vida fue completamente diferente, no ocupó ningún cargo y su economía fue bastante modesta, era un simple médico muy preocupado por los más necesitados, una verdadera revolución en la Sagua del siglo XIX. 

Los enfermos acudían a su consulta y él nunca les hablaba de dinero, pagaban lo que podían por sus atenciones o simplemente no pagaban, comienza así su verdadera historia de filántropo.

El pueblo comenzó a adorarlo y en poco tiempo Panchito era un personaje de leyenda. Al terminar la Guerra de Independencia se le nombró Presidentedel Comité Patriótico y desempeñó,por segunda vez,la plaza de Médico Municipal.

Cuando se funda el Dispensario de Niños Pobres por parte del “Bando de Piedad” lo nombran su Médico Director y en este noble puesto dijo adiós, sin patrimonio alguno pero con el amor de un pueblo que lo quizo venerar eternamente y le construyó una majestuosa estatua para perpetuar su memoria.

Recordado por siempre será el sagüero conocido por todos como "El Médico de los Pobres".

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

________________________________________________

Los DDHH en Cuba consagran la dignidad plena del hombre

Publicado: 10-Dic-2019

Cuba ha ratificado en múltiples ocasiones su invariable compromiso con la promoción y protección de todos los derechos humanos

Felicita a Sagua Primera Secretaria del PCC en Villa Clara

Publicado: 08-Dic-2019

Mensaje de la Primera Secretaria del Partido Comunista de Cuba en Villa Clara a Sagua la Grande en su aniversario 207

Comenzó la fiesta por la fundación de Sagua la Grande

Publicado: 08-Dic-2019

  El tradicional acto en el parque La independencia, recorrido por la ciudad, expoventas y presentaciones artísticas, entre otras actividades en la primera jornada

 

Por: Lisandra González Machado /  Fotos: Maylén Paz

   Una entrada a la ciudad, verde, identificativa, moderna... Pero las inclemencias del tiempo, y el ir y venir de la cotidianeidad que anula la cultura del detalle, deja a la imaginación que el símbolo de la ciudad sucumbe a un siniestro.


 

 

El Museo de la música Rodrigo Prats.

     Fundado en 1992, en la Calle Solís No. 157 entre Martí y Maceo, en Sagua la Grande, el Museo de la Música “Rodrigo Prats Llorens”, es una institución especializada en la historia del arte musical de  valiosos exponentes de la música cubana nacidos en la Villa del Undoso, como el flautista Ramón Solis Fernández, los maestros Jaime Prats Llorens, Enrique González Mánticci y el famoso cantante Antonio Machín, entre otros.

     En sus salas se atesoran colecciones líricas de partituras, documentos, fotografías originales, soportes fonográficos, instrumentos musicales y objetos históricos, de valor excepcional. Es la sede permanente del Grupo Lírico “Conchita Rodríguez”, además se realizan peñas de diferentes músicos del patio y conversatorios sobre la música cubana y sagüera.

     Esta institución ofrece servicios científicos como recorridos especializados y dirigidos, charlas, conferencias y consultas de fondos de animación artístico-cultural.


 

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2019. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top