Por: Diana Guirola de la Fuente

 

Crecí sin darme cuenta de cuánto quería al hombre del retrato. Aquel barbudo al que mi abuela señalaba y decía: ese es papá Fidel.

Su imagen adornaba las habitaciones de mi hogar: con el fusil al hombro, bajando de un tanque de guerra, abrazado con Camilo… muchas instantáneas que aun desfilan por mi mente.

De su conmovedor discurso “Queremos que sean como el Che”, recuerdo fragmentos de memoria. Y es que cada amanecer lo podía ver enmarcado en una de las paredes de la sala.

Mi padre, revolucionario por convicción y miembro del Misiterio del Interior, por profesión, me inculcó, desde temprano sus ideas.

Cómo olvidar su regalo por mi onceno cumpleaños, “aquí tienes, este obsequio no necesita ser envuelto”-dijo- mientras depositaba en mis manos un ejemplar de La historia me absolverá. Fue esa la primera oportunidad de leerlo, con los años se ha vuelto imprescindible.

Mi abuelo, humilde cocinero de la entonces Colonia española, no se cansaba de relatar sobre los primeros meses del triunfo de la Revolución: “los médicos a los que yo les cocinaba se fueron para el norte y me querían llevar porque así no se perdían mi sazón, pero yo ni lo pensé, mi lugar está aquí con Fidel”.

A mi madre la recuerdo recostada en una hamaca leyendo (a mis tres hermanos y a mí) la carta de despedida del Che a Fidel, nosotros una y otra vez queríamos escucharla… tal vez a esa edad, no tanto por su contenido como por el tono dulce y tierno que ella le impregnaba.

De sus labios también escuché por vez primera otra carta de despedida, la que el Guerrillero Heroico le escribió a sus hijos: “Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto… así empieza, cómo olvidarla. Entonces no entendía por qué a mi madre se le llenaban los ojos de lagrimas y nos colmaba de besos.

Hoy, con más de cuatro décadas vividas, esas, mis riquezas me acompañan, me alientan, me renuevan cada día y me dan fuerzas.

Ni mis padres, ni mis abuelos están sobre esta tierra, pero el amor que me inculcaron hacia Fidel, define lo que soy: una revolucionaria de corazón.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

________________________________________________

Marcha de las Antorchas por Cuba y con Martí

Publicado: 27-Ene-2020

Los cubanos de hoy levantarán sus antorchas y sus principios para honrar al más universal de los nacidos en la Isla

"La Undosita", endulzando la vida de los sagüeros

Publicado: 25-Ene-2020

  Los trabajadores de la Minirespostería "La Undosita" laboran por ofrecer al pueblo un servicio de calidad

Elegido Intendente municipal en Sagua la Grande

Publicado: 25-Ene-2020

  Omar Rodríguez Martínez  fue elegido Intendente en Sagua la Grande completando así la reforma en la administración pública dispuesta en la nueva Constitución

 Por: Lisandra González Machado /  Fotos: Lisandra González Machado

 

    Puede usted mirar para cualquiera de las dos esquinas de la céntrica Plaza Wifredo Lam de Sagua Grande, observará un gran mural producto de las aptitudes pictóricas de los artistas del patio influenciado por el maestro (Lam); pero también soportará: a la diestra, de un basurero y a la siniestra (fíjese bien), una serie de manifestaciones impúdicas de las del tipo fisiológicas.


 

 

Sitial martiano: orgullo de Sagua la Grande.

    Ubicado en el parque José Sánchez Jorro (El Pelón), un sitial perpetúa la memoria de José Martí, desde el 28 de enero de 1930.
    Devenido desde entonces espacio de peregrinación para recordar la vida y obra del Apóstol, el rincón martiano se ubica entre los lugares más visitados y venerados por sagüeros de todas las generaciones.


 

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2020. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top