Y otra vez… el pan

 

Por: Lisandra González Machado

Pareciera increíble que, en Mesopotamia, hace 9 mil años se cociera pan y, además, con diferentes clases de harina ¡Qué dichosos los mesopotámicos!  Nosotros no podemos darnos ese lujo, tenemos una sola y de producción nacional, de ahí que el tan llevado y traído pan nuestro de cada día, lo recibamos en nuestra mesa con tan mala calidad.

Según declaraciones de Carlos, director de la Empresa de Pan y Dulce en Sagua la Grande, la harina que se está utilizando para la elaboración del pan de la canasta básica en la actualidad, tiene de ingredientes levadura y harina nacionales de muy baja índole. También negó los rumores de que se tratara de harina de boniato, debido al color indefinido que tiene el pan. Simplemente se le atribuye a la poca categoría de la materia prima.

En nuestro municipio hoy, se espera por la harina que traen desde Santa Clara con el fin de elaborar y vender el pan del día y para esta producción en La Villa del Undoso se necesitan 3 tonelada 428 kg, como refiere la máxima dirección de pan y dulce en la ciudad. Y si a la baja calaña  de la amiga harina, sumamos la envejecida tecnología de las panaderías en Sagua, el factor humano que pudiera intervenir con triquiñuelas y unaformulaciónpara el producto del que debatimos, establecida desde la década del 90, sería el amasijo idóneo para verle la cara que hoy le estamos viendo al pan. 

Por otra parte, este pan, subsidiado por años, ahora con valor de un peso debido al ordenamiento monetario, no mantiene una relación proporcional entre precio y calidad. A ver si comprendemos, al reestructurarse la economía cubana, desaparecer el chavito y eliminarse la dualidad cambiaria, las materias primas importadas que se recibían a razón de 1x1 se convirtieron en 1 x 24, esto eleva los costes, por supuesto de bienes y servicios.

Según el Viceprimer Ministro y titular de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, Cuba tiene que pagar 309 dólares por una tonelada de trigo para confeccionar harina de calidad. Sería en total: 232 millones de dólares para costear la producción de pan en la isla, mediante la importación de 750 mil toneladas de trigo. Aquí, sumando, multiplicando y restando, sería lógico que el pan aumente su tarifa debido al alto componente importado de sus materias primas, como muy bien lo explicara Marino Murillo Jorge, jefe de la Comisión de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos,  Y ahora hacemos una pausa. Sube el precio, porque los productos importados son más caros, pero, si el pan esta confeccionado con harina de producción nacional ¿cómo puede tener el mismo valor?  Hablando en plata, si queremos sustituir importaciones, nuestra harina tiene que ser mejor que la extranjera, no solo con el objetivo de ahorrarle al país, sino de venderle un pan decente y comibleal pueblo, ese pueblo que trabaja en la maquinaria de su nación.

Entonces: ¿quién decide sobre precios-calidad con respecto al pan?  No, no es Carlos…. El de pan y dulce, ni el administrador de la bodega. No, los panaderos tampoco son magos y sí, si afecta el bloqueo, y también el burocratismo, los sistemas anquilosados, el inmovilismo, la indolencia y claro, amigo, la fatalidad geográfica ¿A quién exigirle respuestas por nuestro pan?  Pudiéramos sospechar que giramos en bucle, en una versión moderna de la buena pipa. No obstante, sigue Liborio pagando un peso por un pan, al que no se le debiera llamar como tal.

¿Los mesopotámicos no se habrían imaginado ni en sus sueños más locos que en pleno siglo XXI aún estaríamos resolviendo la calidad del pan? Ellos que desarrollaron la escritura cuneiforme, la fonética, los primeros códigos de leyes, desarrollos arquitectónicos como la bóveda y la cúpula y el calendario, les debemos al menos, preocuparnos, no sé, por el desarme, la paz, la solidaridad, la erradicación del hambre y la omnipotencia imperialista. Y sí, lo hacemos, pero sin olvidarnos nunca del pan.

 

 

Artículos anteriores:

¡Ay, Cervantes!

Pollo por la libreta

"Tienduales" o "Viriendas"

¿Quién más que Cuba?

Martí, tantas veces nombrado

Eso habría que verlo compay

Del registro civil, notaría y otros demonios

La dolarocracia cubana

¿Truco o trato? o ¿Los trucos del trato?

¡Corre!, hay rebajas en la chopi

Íntimamente público y desprejuiciado

¡Qué clase tipo!

¡Trágame tierra, y escúpeme en Cancún!

Crónica de un aumento anunciado

 
 

📸Díaz-Canel a BioCubaFarma: «Salvaron al país y eso Cuba nunca lo va a olvidar»

Desde el capitalino Palacio de Convenciones y con la presencia del Primer Secretario del Comité ...

Aprueban uso en emergencia de Soberana Plus en población pediátrica convaleciente de COVID-19

El inmunógeno desarrollado por el Instituto Finlay de Vacunas  solo se aplicará a niños y ...

Canciller cubano destaca fracaso de operaciones injerencistas y desestabilizadoras contra la Isla

No pueden ocultar que en Cuba no tienen apoyo popular quienes responden al Gobierno que tanto nos ...

corona-virus

  Autor: Lisandra González Machado / Fotos: Diana Guirola de la Fuente

 Si usted camina por las calles de Sagua la Grande, notará que casi siempre están bien limpias, con algunos casos indisciplinados que contribuyen de manera negativa y luego son los primeros en criticar lo mismo. Esto quiere decir, que la labor de los servicios comunales en la ciudad funciona como un reloj, al menos en sus arterias principales, de los barrios, mejor no hablemos. Por eso no sé que pensar ante esta imagen desgarradora que avanza varios metros por la senda izquierda de la carretera que se aleja de la ciudad camino a Quemado de Güines. Pasando el Hospital Mártires del 9 de abril, el Centro de Aislamiento del Dengue y justo frente al conocido T-14 se acumulan, en el hierbazal de lo que sería el contén de la acera, gran cantidad de agujas de desecho. El riesgo biológico que eso supone es altísimo y más por una zona, que aunque pudiera pensar que no, es altamente transitada, por aquellos adictos a mantenerse en forma. ¿Qué pudiera pasar, si alguien se hincara con una de estas agujas? ¿Quién sería el responsable? ¿La escasez de recursos para comprar contenedores de desecho? ¿La persona encargada de arrojar los mismos, o aquel que tiene que transportalos hasta su destino final? ¿O el pobre doliente que tenía que mirar mejor por dónde camina?


 

 

Sagua la Grande en tiempos de Covid-19.

  


 

Fidel en Sagua la Grande.

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2021. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top