Por: Bárbara Fortes Moya

 

En una mañana de este mes de septiembre conversé con la licenciada en Enfermería Milagros Montes de Oca, uno de los rostros que con voluntad, amor y compromiso apoya la campaña de vacunación contra la Covid-19, en Sagua la Grande.

Ataviada con su uniforme y accesorios de protección, contribuye a vacunar a las personas encamadas, como es el caso de la abuela Georgina Pulido de 88 años de edad, acude al hogar para inmunizarla con la segunda dosis de Abdala.

Hay que tratarlos con mucho amor y cariño porque se ponen nerviosos, le escucho decir con voz pausada. "Invaluable experiencia la de desempeñarme como enfermera en esta campaña contra la Covid-19. Recibí preparación para las buenas prácticas y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad".

Durante tres jornadas la enfermera estuvo también en la escuela primaria Fidel Arredondo, que funcionó como vacunatorio, y se logró inmunizar a un gran número de niños comprendidos en las edades de 2 a 10 años. "Los pequeños son increíbles, valientes, ni lloraban".

Habitualmente se desempeña en la consulta de Patología de Cuello benignas, en el policlínico Mario A. Pérez. Hace varios años que ofrece sus conocimientos en un programa de salud priorizado, para ayudar a beneficiar la calidad de vida de las mujeres. "Me gusta mucho mi profesión. Una vez culmine la vacunación contra el Coronavirus y se reanude la consulta, volveré a atender a mis pacientes, a quienes extraño".

La enfermera Milagros Montes de Oca, expresa emocionada que este es su aporte en medio de la horrible pandemia, en días inolvidables de Covid-19, y que les contará a sus nietos cuando sean grandes.

corona-virus

  Autor: Lisandra González Machado / Fotos: Diana Guirola de la Fuente

 Si usted camina por las calles de Sagua la Grande, notará que casi siempre están bien limpias, con algunos casos indisciplinados que contribuyen de manera negativa y luego son los primeros en criticar lo mismo. Esto quiere decir, que la labor de los servicios comunales en la ciudad funciona como un reloj, al menos en sus arterias principales, de los barrios, mejor no hablemos. Por eso no sé que pensar ante esta imagen desgarradora que avanza varios metros por la senda izquierda de la carretera que se aleja de la ciudad camino a Quemado de Güines. Pasando el Hospital Mártires del 9 de abril, el Centro de Aislamiento del Dengue y justo frente al conocido T-14 se acumulan, en el hierbazal de lo que sería el contén de la acera, gran cantidad de agujas de desecho. El riesgo biológico que eso supone es altísimo y más por una zona, que aunque pudiera pensar que no, es altamente transitada, por aquellos adictos a mantenerse en forma. ¿Qué pudiera pasar, si alguien se hincara con una de estas agujas? ¿Quién sería el responsable? ¿La escasez de recursos para comprar contenedores de desecho? ¿La persona encargada de arrojar los mismos, o aquel que tiene que transportalos hasta su destino final? ¿O el pobre doliente que tenía que mirar mejor por dónde camina?


 

 

Sagua la Grande en tiempos de Covid-19.

  


 

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2021. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top