Por: Bárbara Fortes Moya

 

La Fábrica de Calderas de Vapor "Jesús Menéndez", de Sagua la Grande, única de su tipo en Cuba, perteneciente al grupo empresarial AZCUBA inició sus producciones hace cuatro décadas, el 10 de octubre de 1981.

Esta industria centra su quehacer en la producción de calderas de vapor y otros componentes para los ingenios azucareros del país y tanques para almacenar petróleo, señaló su director el ingeniero Yasmany Abreu García.

Los clientes principales de la fábrica son AZCUBA, termoelétricas, y refinerías; a estas últimas se les entrega tanques para almacenamiento de petróleo.

Resulta innegable el compromiso de sus trabajadores como factor clave durante esta situación sanitaria, aseveró el directivo. Las medidas de bioseguridad para el enfrentamiento a la COVID-19 están en práctica, el uso del nasobuco, el lavado de las manos, los pasos podálicos.

Cada uno de los miembros del colectivo asumió con un compromiso indiscutible los desafíos que trajo consigo la pandemia. En todo momento apoyaron cada una de las decisiones de la entidad; especialmente, la decidida apuesta al trabajo remoto y a la labor presencial con exhaustivas medidas preventivas para evitar el contagio.

Debido a la carencia de materias primas por problemas financieros y el impacto desfavorable de la Covid-19, no se cumple el plan de producción mercantil este año.

"El camino aún es largo e indudablemente los nuevos retos y las políticas que se aplicarán a nivel de país traerá importantes cambios en la forma de realizar nuestra actividad; pero las experiencias vividas en estos últimos años nos dan la confianza necesaria para continuar trabajando y superar satisfactoriamente cualquier tarea o misión que se nos encomiende" significó el director de la entidad fabril.

corona-virus

  Autor: Lisandra González Machado / Fotos: Diana Guirola de la Fuente

 Si usted camina por las calles de Sagua la Grande, notará que casi siempre están bien limpias, con algunos casos indisciplinados que contribuyen de manera negativa y luego son los primeros en criticar lo mismo. Esto quiere decir, que la labor de los servicios comunales en la ciudad funciona como un reloj, al menos en sus arterias principales, de los barrios, mejor no hablemos. Por eso no sé que pensar ante esta imagen desgarradora que avanza varios metros por la senda izquierda de la carretera que se aleja de la ciudad camino a Quemado de Güines. Pasando el Hospital Mártires del 9 de abril, el Centro de Aislamiento del Dengue y justo frente al conocido T-14 se acumulan, en el hierbazal de lo que sería el contén de la acera, gran cantidad de agujas de desecho. El riesgo biológico que eso supone es altísimo y más por una zona, que aunque pudiera pensar que no, es altamente transitada, por aquellos adictos a mantenerse en forma. ¿Qué pudiera pasar, si alguien se hincara con una de estas agujas? ¿Quién sería el responsable? ¿La escasez de recursos para comprar contenedores de desecho? ¿La persona encargada de arrojar los mismos, o aquel que tiene que transportalos hasta su destino final? ¿O el pobre doliente que tenía que mirar mejor por dónde camina?


 

 

Sagua la Grande en tiempos de Covid-19.

  


 

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2021. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top