Por: Lisandra González Machado

 

Ese día, un país se congeló. Lágrimas de dolor y desvelo no creían lo que era, tristemente cierto. Las calles como mares de personas, oleaban los tributos, aunque no alcance el tiempo para agradecerle, a él, lo que le entregó a Cuba.

Él lo imaginó, lo perfiló, lo hizo, lo engrandeció y consolidó y nos lo puso en las manos.

Fidel simboliza la independencia y soberanía de las naciones pequeñas al sacudir el yugo de las potencias imperiales y el haberlo hecho durante tanto tiempo magnificó su poder como fuerza global desde su pequeña isla. Y en esta América, que, como el Apóstol, tanto amó y por la que tanto hizo, le regaló, más que amigos, hermanos.

Su influencia fue tan fuerte en el mundo, que si no hubiese sido por Cuba y Fidel, Sudáfrica no hubiese sido derrotada, Nelson Mandela no hubiese sido liberado y llegado a ser Jefe de Estado.

El gobierno de Fidel Castro le demostró a un mundo agobiado con millones de gente empobrecidas, que es posible, para un país muy pobre, que emergía de las enfermedades y la ignorancia, corrupción y pobreza del régimen de Batista, en pocos años, educar a todos sus niños, crear un sistema de educación que abarca a toda la sociedad, lograr abolir todo el analfabetismo, exportar a otros países. Adentrarse además en la economía, agricultura, la arquitectura, la biotecnología, el turismo, el deporte, la cultura, temas que llevó de la mano personalmente.

📻 Escuche y descargue desde el canal de 🎤 Radio Sagua en Ivoox la propuesta radial

 

La necedad de Fidel Castro se perpetuó hasta en su muerte . No murió ese 25 de noviembre de 2 mil 16; está ahí, en ese niño, en ese joven, en el anciano, en las artes, el deporte, en ese aire limpio que respiramos.

A Fidel lo respetan, artistas, deportistas, cubanos, extranjeros, amigos, enemigos(P) A Fidel aún se llora, se extraña y se recuerda.

📻 Escuche y descargue desde el canal de 🎤 Radio Sagua en Ivoox la propuesta radial

 

 

corona-virus

  Autor: Lisandra González Machado / Fotos: Diana Guirola de la Fuente

 Si usted camina por las calles de Sagua la Grande, notará que casi siempre están bien limpias, con algunos casos indisciplinados que contribuyen de manera negativa y luego son los primeros en criticar lo mismo. Esto quiere decir, que la labor de los servicios comunales en la ciudad funciona como un reloj, al menos en sus arterias principales, de los barrios, mejor no hablemos. Por eso no sé que pensar ante esta imagen desgarradora que avanza varios metros por la senda izquierda de la carretera que se aleja de la ciudad camino a Quemado de Güines. Pasando el Hospital Mártires del 9 de abril, el Centro de Aislamiento del Dengue y justo frente al conocido T-14 se acumulan, en el hierbazal de lo que sería el contén de la acera, gran cantidad de agujas de desecho. El riesgo biológico que eso supone es altísimo y más por una zona, que aunque pudiera pensar que no, es altamente transitada, por aquellos adictos a mantenerse en forma. ¿Qué pudiera pasar, si alguien se hincara con una de estas agujas? ¿Quién sería el responsable? ¿La escasez de recursos para comprar contenedores de desecho? ¿La persona encargada de arrojar los mismos, o aquel que tiene que transportalos hasta su destino final? ¿O el pobre doliente que tenía que mirar mejor por dónde camina?


 

 

Sagua la Grande en tiempos de Covid-19.

  


 

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2021. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top