Por: Bárbara Fortes Moya

 

Cada 9 de mayo se celebra el Día de las Aves por iniciativa de BirdLife International en su afán de preservar a todas las especies que viven en nuestro plantea Tierra.

A solo unos 5 kilómetros de la ciudad de Sagua la Grande, la madre naturaleza nos regaló un paraje hermoso, el área protegida Mogotes de Jumagua.

Al llegar, se siente un trinar melodioso de tantas aves que tienen su abrigo en ese punto privilegiado de la geografía cubana. Una gama aproximada de 100 especies, algunas endémicas, habitan allí, como el Tocororo, nuestra ave nacional que tiene un plumaje, blanco, rojo y azul, los colores de la bandera, la Carta Cuba (Todus multicolor) y el Periquito Catey.

                                                                                  Tocororo, ave nacional de Cuba
 

                                                                                  Periquito Catey


La evaluación de la etapa de nidificación de las aves, el monitoreo de la reproducción de estas y el mantenimiento de las trochas contra incendios que contribuyen a alejarlas del peligro de muerte, son algunas de las tareas de los especialistas del Área.

Mucho queda  todavía por concientizar en escuelas y la  familia por la preservación de la Naturaleza, un ejemplo lo constituye el proyecto con carácter nacional denominado:" La  Educación Ambiental, para el desarrollo Sostenible", nacido en Sagua la Grande, a cargo de un experto pedagogo, el Dr.Santos Abreu.

Este proyecto constituye una  respuesta a la Tarea Vida, programa del Estado cubano para el enfrentamiento al Cambio Climático.

El propósito de este día es muy valioso, pero aún muchos inconscientes realizan la caza fortuita, para mantener las aves en cautiverio, sin pensar en la necesidad de  preservar esas especies en su entorno natural.

Cuba registra 369 variedades, de las cuales 149 nidifican en el archipiélago, mientras 220 resultan migratorias. Un lugar preponderante ocupan las 25 especies endémicas, entre ellas el Tocororo (Priotelus temnurus), y el Zunzún (Mellisuga helenae), que constituye el ave más pequeña del mundo con solo 5,5 cm desde el pico hasta la cola.
 
La jornada del 9 de mayo, no debe constituir un compromiso de un día, sino una voluntad permanente porque, de esta actitud, depende preservar la biodiversidad biológica.

{jcomments on}

Isabela de Sagua con positivos resultados en la exportación de langosta

  En el mes de septiembre el plan de captura de langosta es de 3,2 toneladas y ...

Completan esquema de vacunación con Abdala más de 3 mil sagüeros

  Las personas que no se han vacunado pueden dirigirse a las áreas de vacunación de los ...

Visitó Sagua la Grande el General de División Ramón Pardo Guerra

  En la Planta Clorososa, perteneciente a la Empresa Electroquímica, chequeó el Plan de ...

corona-virus

  Autor: Lisandra González Machado / Fotos: Diana Guirola de la Fuente

 Estos baches, cual portales a otra dimensión, abundan en las bicentenarias calles del centro histórico de Sagua la Grande. Algunos, ya mostrados en esta sección, se etiquetaron y destacaron con vallas protectoras para evitar accidentes, o se bloqueó completamente una cuadra (Marta Abreu / Céspedes y Solís), otros más modernos y dinámicos se hacen sentir con una bolsa plástica sujetada a un madero, por aquello de la visibilidad nocturna versus carencias de pinturas reflectivas o luces de neón. Pero, otros, se han convertido en los más osados cuando; por miedo, claro, ante los curiosos inquietos que quieren investigar qué guarda Sagua por dentro, son cubiertos por señales de tránsito que prohíben la entrada ¡Ojo! Fíjese bien y no se confunda, es una señal de "Entrada Prohibida".


 

 

Sagua la Grande en tiempos de Covid-19.

  


 

Fidel en Sagua la Grande.

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2021. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top