Irradiemos más solidaridad

 

Que nadie lo dude, los cubanos somos vencedores de dificultades y contratiempos, capaces de derrotar las adversidades y salir en busca de nuevos sueños, combatientes de la dignidad y la hidalguía.

Hemos llegado hasta aquí librando titánicas batallas en todos los órdenes, contra las mentiras y las injusticias, contra presiones externas y desafiando nuestros propios errores.

Es verdad que 2017 fue un año difícil. Afrontamos conflictos derivados de la situación mundial, crisis económicas y guerras, de cuyas consecuencias no escapan ni ricos, ni pobres.

Enfrentamos una etapa decisiva de la Revolución en su anhelo por ofrecer mayores oportunidades a todos los ciudadanos y hacer más eficiente la economía.

El prestigio internacional de la Isla durante 2017 prosiguió multiplicándose en los más diversos escenarios. Continuamos haciendo realidad los anhelos de muchísimos pueblos hasta donde ha llegado la ayuda desinteresada de este pequeño país.

Sin embargo, en este 2018, también miremos hacia dentro. Irradiemos más solidaridad entre nuestra gran familia, que es Cuba: nuestros hijos, los compañeros de trabajo, los vecinos, el joven o el anciano.

En este nuevo año deberán imponerse la creatividad e inteligencia colectivas. Pongamos toda la sabiduría alcanzada para defender los más profundos valores humanos, aquellos que siempre identificaron al cubano.

No es necesario ningún recurso material para ser solidarios y fraternos; para ser laboriosos y no vivir del esfuerzo ajeno o de espaldas a lo que el país necesita; para distribuir lo que tenemos con justicia social; para servir a los demás como queremos que nos sirvan a nosotros; para brindarles una mejor educación a los niños y jóvenes.

Amemos y cuidemos cada día más la nación que no negocia principios, y que pese a las carencias materiales, incentiva el conocimiento porque es su mayor fuente de riqueza.

Que nadie lo dude: la Revolución es y seguirá siendo cubana. Gracias a ese suceso histórico, representado en el símbolo nacional que es Fidel, Cuba transitó de colonia a ser Patria.

Cubanas y cubanos: Bienvenido el año nuevo para todos los que luchan, para los que no desisten jamás ante las dificultades; para los que confían en las capacidades humanas para crear, sembrar y cultivar valores e ideas; para los que apuestan por la humanidad.

El año 2018 puede ser trascendental, pero solo lo será si entre todos somos capaces de hacerlo posible.

Tomado de: http://www.cmhw.cu/nacionales/11070-cuba-donde-la-revolucion-seguira-siendo-cubana

corona-virus

  Autor: Lisandra González Machado / Fotos: Diana Guirola de la Fuente

 Estos baches, cual portales a otra dimensión, abundan en las bicentenarias calles del centro histórico de Sagua la Grande. Algunos, ya mostrados en esta sección, se etiquetaron y destacaron con vallas protectoras para evitar accidentes, o se bloqueó completamente una cuadra (Marta Abreu / Céspedes y Solís), otros más modernos y dinámicos se hacen sentir con una bolsa plástica sujetada a un madero, por aquello de la visibilidad nocturna versus carencias de pinturas reflectivas o luces de neón. Pero, otros, se han convertido en los más osados cuando; por miedo, claro, ante los curiosos inquietos que quieren investigar qué guarda Sagua por dentro, son cubiertos por señales de tránsito que prohíben la entrada ¡Ojo! Fíjese bien y no se confunda, es una señal de "Entrada Prohibida".


 

 

Sagua la Grande en tiempos de Covid-19.

  


 

Emisora Municipal de Radio "CMES Radio Sagua"

Copyright © 2021. Todos los derechos reservados.

Calle Carmen Ribalta #160 esquina Libertadores. Teléfono (042) 66 4371.

 

Back to Top