Por: Bárbara Fortes Moya



Los servicios de Salud en Sagua la Grande están asegurados en los centros de evacuación, habilitados durante las contingencias del huracán Irma de gran intensidad, con categoría 5,la máxima, en la escala Saffir-Simpson.

El hospital saguero, pone en práctica las medidas de protección para garantizar las condiciones a los pacientes ingresados, se priorizan los primeros auxilios y protegen los recursos materiales, al igual están aseguradas las guardias médicas y la atención a casos de urgencia.

Mientras en los Policlínicos Idalberto Revuelta y Mario Antonio Pérez, de las dos áreas de salud del municipio, consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, se mantienen prestando servicios.

En los centros de evacuación, radicados en el politecnico Mixto Ramón Ribalta de Sitiecito y la unidad  de aislamiento ubicada en la antes casa de visita de Macún, el Hogar Materno, se encuentran los residentes del poblado isabelino, quienes reciben atención de salud.

Médicos y personal de enfermería y técnicos en Higiene y Epidemiología en Sagua la Grande, garantizan el cumplimiento de las orientaciones para la manipulación de alimentos  y evitar intoxicaciones alimentarias.

Resulta imprescindible, precisaron los especialistas el cumplimiento de todas las medidas higiénicas para evitar la aparición de enfermedades que aparecen tras el paso de huracanes.

Por su parte, el hogar materno Leonor Pérez, de Sagua la Grande funciona como centro de evacuación de casos de embarazadas con situaciones difíciles de vivienda y así protegerlas ante el paso del peligroso evento hidrometeorológico.

La institución continúa la atención a un total de 14 gestantes, residentes en La Villa del Undoso y en Quemado de Guines.

Ana Ivis Infante, especialista en Ginecobstetricia, quien atiende a las féminas, explicó que recibirán la atención constante con un servicio de enfermería las 24 horas y tendrán la atención óptima para que no exista ningún problema  hasta el parto.

Las embarazadas tienen garantizadas la alimentación y el agua potable y también los recursos materiales y las áreas vulnerables están aseguradas en el hogar materno de la ciudad de Sagua la Grande.