miércoles, abril 24, 2024
InicioRelevantesLas huellas de quienes caminan juntos nunca se borran

Las huellas de quienes caminan juntos nunca se borran

Discurso pronunciado por Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, ante la Asamblea Nacional de la República de Angola, el 21 de agosto de 2023, “Año 65 de la Revolución”

Díaz-Canel afirmó que Cuba siente que cuenta «con un baluarte de amistad en África para continuar trabajando por la recuperación económica y el desarrollo del país». Foto: Estudios Revolución

(Versiones Taquigráficas – Presidencia de la República)

Excelentísima Señora Carolina Cerqueira, Presidenta de la Asamblea Nacional de la República de Angola;

Vicepresidentes y líderes de Grupos Parlamentarios;

Miembros de la Asamblea Nacional;

Autoridades políticas, locales y tradicionales;

Queridos “caimaneros”;

Señoras y señores:

Gracias a la Excelentísima Señora Carolina Cerqueira, Presidenta de la Asamblea Nacional de la República de Angola, por sus palabras de bienvenida que nos emocionan y por el caluroso recibimiento que nos han ofrecido.

Gracias también a los artistas de la Coral angolana por la magnífica interpretación de la Guajira Guantanamera.

Agradezco la cálida invitación de la Presidenta de la Asamblea Nacional de la República de Angola para dirigirme a este augusto auditorio en ocasión de la visita oficial que realizamos a este país.

Les traslado el más cordial saludo a todas y todos los diputados en nombre del Gobierno y del pueblo cubanos, a quienes represento hoy en esta hermana nación, a la que llego por primera vez en calidad de Presidente de la República de Cuba (Aplausos).

Igualmente reciban un mensaje de amistad por parte del Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, compañero Esteban Lazo Hernández, y de todos los integrantes del órgano legislativo cubano.

Estimada Presidenta:

Las estrechas relaciones entre Cuba y Angola fueron forjadas durante el aborrecible periodo del colonialismo y la esclavitud, cuando arrancaron forzosamente de tierras africanas a millones de sus hijos para servir de fuerza de trabajo en las duras faenas de los cortes de caña y otras actividades que demandaban alto rigor físico.

La huella dejada en nuestro país por aquellos hijos de África y de Angola en particular es tan profunda que con toda convicción podemos decir que ella es parte fundamental del crisol de la nacionalidad cubana. Cuba es hija de sangre africana y de África recibimos valores fundamentales que explican nuestra propia existencia; pienso principalmente en la resistencia frente a la adversidad, que tantas veces se ha probado a lo largo de la historia cubana (Aplausos).

El Comandante en Jefe Fidel Castro dejó dicho en 1988, en un periodo decisivo de la colaboración en Angola, que “ser internacionalistas es saldar nuestra propia deuda con la humanidad”, y que “quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo” (Aplausos).

Los cubanos relacionamos este principio, definido por el líder histórico de la Revolución, con la entrega absoluta a las luchas por la independencia de los hombres y mujeres llevados a Cuba por aquella emigración forzosa, que durante la segunda mitad del siglo XIX se convirtieron en leyenda dentro del mambisado cubano, peleando a machete limpio por su libertad personal y por la libertad de la Patria que nacía. Su contribución fue vital en la forja de la nación y la cultura cubanas.

Y cito de nuevo a ese gran defensor de los pueblos africanos que fue Fidel. Él dijo que: “Sin África, sin sus hijos y sus hijas, sin su cultura y sus costumbres, sin sus lenguas y sus dioses, Cuba no sería lo que es hoy. El pueblo cubano tiene por ello una deuda con África que se acrecienta con la historia heroica que hemos compartido”.

Con el transcurso de los años, las relaciones entre Angola y Cuba han trascendido el plano político-diplomático; se caracterizan por la hermandad que floreció en el campo de las batallas compartidas por la independencia definitiva y por preservar su soberanía.

En honor a esta historia de la amistad entrañable que se convirtió en símbolo y ejemplo al encarnar en el pensamiento y las acciones de líderes históricos como Fidel Castro y Agostinho Neto, las generaciones en las que hoy descansan los destinos de ambos países tenemos el deber de preservar lo logrado y avanzar juntos por la senda del desarrollo que nuestros pueblos merecen.

Angola es el país africano donde tenemos la colaboración más diversa y numerosa. Y es un hecho verificable que existen potencialidades para explorar nuevos sectores económicos mutuamente beneficiosos.

El pasado mes de abril se efectuó en La Habana la XV Sesión de la Comisión Intergubernamental. Entonces se suscribieron varios instrumentos jurídicos entre las partes, a los cuales se agregan los acuerdos que acabamos de suscribir hoy en Luanda.

La gestión parlamentaria será esencial para respaldar las iniciativas que multipliquen los actuales niveles de cooperación bilateral; refuercen el intercambio económico-comercial y las inversiones mutuas.

Estimadas diputadas y diputados:

El pasado mes de abril, la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba celebró la Sesión Constitutiva de su X Legislatura, conforme a lo establecido en la Constitución y la Ley Electoral cubana.

El Parlamento cubano lo conforman 470 diputadas y diputados electos en representación de los 168 municipios del país; 226 son mujeres, quienes representan el 55,74 % del total de diputados (Aplausos), lo que ubica a Cuba como el segundo Parlamento del mundo, después de Ruanda, con más mujeres en su membresía. Hemos avanzado igualmente en el componente etario, al contar en nuestro Parlamento con 93 jóvenes menores de 35 años, el 19,79 %, y con una edad promedio de 46 años.

En los tres últimos años Cuba ha aprobado una nueva Constitución, y se ha multiplicado el Cronograma Legislativo para actualizar nuestro marco legal con más participación popular.

Es de nuestro mayor interés que ambas Asambleas estrechen vínculos a partir de sus respectivos grupos parlamentarios de amistad y de otros contactos a distintos niveles que permitan conocer mejor las respectivas experiencias en el difícil ejercicio legislativo, en interés de responder de manera más eficiente a las necesidades de los respectivos electorados.

Insisto en la importancia de mantener los intercambios sobre temas de la agenda parlamentaria internacional, y aprovecho la ocasión para reconocer a Angola como próxima sede de la 147 Asamblea de la Unión Interparlamentaria, a celebrarse en Luanda en el mes de octubre próximo. Les deseamos éxitos en el desarrollo de esa importante reunión y les confirmamos la presencia de una delegación de alto nivel del Parlamento de Cuba (Aplausos).

Distinguidos miembros de esta Asamblea:

El mundo transita por una compleja coyuntura internacional tras la pandemia de COVID-19. Varias crisis afectan a las naciones por los altos precios de los alimentos, los combustibles, a los que se suman los efectos marcados del cambio climático.

Cuba atraviesa una difícil situación socioeconómica derivada de los problemas mundiales, pero muy particularmente afectada por la persistencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por más de 60 años por sucesivos gobiernos de los Estados Unidos contra Cuba. Su recrudecimiento sin precedentes, con la aplicación de 243 medidas tomadas en tiempos del presidente Donald Trump, y la injustificada inclusión del país en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, provoca efectos devastadores en la economía y en el nivel de vida del pueblo cubano.

En estas complejas circunstancias Cuba ha podido contar con el apoyo y la comprensión solidaria de los amigos de siempre. Particularmente, sentimos que contamos con un baluarte de amistad en África para continuar trabajando por la recuperación económica y el desarrollo del país.

Y aprovecho esta ocasión para reiterar el agradecimiento a Angola por unir su voz siempre a los de la inmensa mayoría del mundo en favor del cese del bloqueo económico, comercial y financiero que imponen los Estados Unidos a Cuba. Este decisivo apoyo se materializa cada año con el voto favorable a la resolución cubana en Naciones Unidas, así como por la aprobación de una resolución similar en el seno de la Unión Africana (Aplausos).

Traslado infinita gratitud al pueblo, Gobierno, organizaciones de la sociedad civil e individuos por la ayuda material enviada a Cuba en ocasión de eventos adversos de distinto carácter, toda la cual ha servido para paliar las carencias de nuestra población.

Estimadas diputadas y diputados:

Permítanme desear éxitos a la Asamblea Nacional de la República de Angola en su V Legislatura. Asimismo, felicito a este país por ostentar la Presidencia pro tempore de la Comunidad de Países para el Desarrollo de África Austral desde la pasada semana, lo cual, junto a la presidencia de la Organización de Estados de Asia, Caribe y Pacífico, evidencia la pujanza internacional de esta querida nación.

Concluimos nuestra estancia en Angola con la certeza de haber compartido con parte de nuestra familia. Como reza un proverbio africano: Las huellas de quienes caminan juntos nunca se borran. ¡Las nuestras, las de Cuba y Angola, se profundizan!

Muchas gracias.

(Ovación.)

Tomado de Granma. https://www.granma.cu/discursos-de-diaz-canel/2023-08-21/las-huellas-de-quienes-caminan-juntos-nunca-se-borran-21-08-2023-22-08-11

ARTÍCULOS RELACIONADOS

POPULARES

COMENTARIOS RECIENTES