jueves, julio 18, 2024
InicioCulturalesProyectar la historia, nueva forma de hacer cine

Proyectar la historia, nueva forma de hacer cine

El cine no solo se puede observar como secuencias hiladas por un guion, sino que, desde la perspectiva de los historiadores y los antropólogos, ofrece imágenes que ilustran las costumbres y las formas de entender socialmente una época. Resulta importante reflexionar sobre la relevancia de la conservación del arte del celuloide, a nivel tecnológico y cultural, para su permanencia en la memoria, pues solo así se podrá evitar su pérdida.

Cronología de la historia del cine en Villa Clara.
Breve historia del cine en Villa Clara, a partir de la colaboración de Rolando Rodríguez Esperanza. (Infografía: Jennifer Rodríguez Pozo)

El Centro Provincial del Cine, en Villa Clara, por iniciativa propia, desarrolló una serie de investigaciones para documentar el séptimo arte en la provincia, hasta ese momento inexistente. Dicho proyecto dio origen a la Sala histórica de cine Rolando Cárdenas Marcial, en mayo de 2022.

Cámaras de 16 mm.
Cámaras de 16mm. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo)
Lentes empleados en cine.
Lentes de proyección. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo)
Bobinas de cintas de cine.
Bobinas de almacenamiento. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo)

Los objetivos principales de esta sala-museo consisten en elaborar un archivo fotográfico de la historia del cine en la provincia y recuperar el equipamiento técnico representativo de las etapas por las que transitó.

Así aparece en la nota de prensa del periódico Vanguardia del sábado 6 de noviembre de 1976 del periodista Nelson Morán:

«El 2 de noviembre de 1976 quedó constituido en el teatro de la emisora provincial de radio CMHW, el Círculo de Cine Aficionado Cubanacán, presidido por José Raúl Sordo, José Busot como vicepresidente, secretario Pedro Pérez, organizador Andrés Sardiñas, tesorero Juan Terrada, divulgador Miguel Secades y productor Juan José Fernández».

La sala reúne más de 40 piezas, como lentes de cámaras, bobinas, empalmadoras para cintas, mesas de revisado, cámaras para filmaciones de 16 mm, y proyectores de 8, 16 y 35 mm, de procedencia europea (URSS) y estadounidense, así como los rollos originales de importantes películas de la cinematografía cubana, entre ellas, Memorias del subdesarrollo, Lucía, El brigadista y Elpidio Valdés.

Esta exhibición de objetos y materiales cinematográficos constituye la exposición permanente de la sala, sin dudas, uno de los atractivos turísticos de la ciudad y un espacio didáctico para los aficionados de la cinematografía.

Originales de películas cubanas.
Colección de filmes cubanos. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo)

Joan Gálvez Larrea, director del Centro Provincial de Cine, comentó que el proceso de recolección de las piezas que conforman esta exposición abarcó toda la provincia. Los proyectores y las bobinas encontradas en las salas de cine de varios de los municipios son equipos en desuso, pero que poseen alto valor patrimonial. Con este sitio, único en el país, se pretende rescatar y resguardar la historia.

Películas antiguas de Disney.
Cintas originales de filmes de Disney. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo).

«El testimonio del pasado constituye la memoria audiovisual de un pueblo y ese es el punto de partida que marcó el nacimiento de nuestra sala de historia», comentó.

Expresó, además, que importantes figuras como Manuel Herrera, Eslinda Núñez, Ramón Samada, presidente del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), y Roberto Smith, director de la revista Cine cubano, reconocieron la labor de preservación.

Proyector de 35 mm.
Proyector de 35 mm. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo)
Proyectores de cine.
Proyectores de 16 mm. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo)
Proyectores de cine.
Proyector de imagen. (Foto: Jennifer Rodríguez Pozo)

Aunque ya no se aboga por las grandes salas de cine, pues no causan el mismo efecto que en sus inicios, rescatarlas para que adquieran nuevos usos y no dirigirnos hacia el olvido de nuestra identidad, debería ser una prioridad. «Liberación», «Villaclara» y «Cubanacán» constituyen ejemplos en los que debemos trabajar para reconstruir nuestro patrimonio material y cultural.

Vale la pena mantener con vida el valor histórico, artístico, y social del cine para que nuevas generaciones tengan acceso al pasado.

Tomado de Vanguardia: https://www.vanguardia.cu/cultura/27721-proyectar-la-historia-nueva-forma-de-hacer-cine

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

POPULARES

COMENTARIOS RECIENTES